Desayuno Preboda en la playa

Una Preboda muy especial

Aprovechando los contados rayos de sol con los que empezó la primavera en Galicia, inauguramos la temporada de Prebodas en colaboración con nuestra querida Ledicias. Así, juntos, hemos creado los Desayunos Preboda Riquiños.

Si nuestros novios son tan especiales… ¿Por qué no iban a serlo también nuestras sesiones de Preboda?.

Entre risas, besos y abrazos fotografiamos una Preboda diferente que dejó con el estómago lleno a nuestros novios y una sonrisa radiante en sus caras.

Así fue nuestra sesión de fotos

Elegimos la arboleda de la playa de Limens, como el escenario ideal para contar una historia de amor que reflejase la personalidad de nuestra pareja de novios. Luz, verde, sal, naturaleza, sonrisas, sol, mar, besos y muchas cosas dulces estuvieron presentes en nuestra sesión de fotos.

Empezamos con las fotografías en la pasarela de madera que atraviesa la playa, un paseo que sirvió como toma de contacto. Después dimos un paseo a pie de playa para poder sentir la magia fascinante de la arena en nuestros pies y el aroma a sal… jugueteamos con las cámaras entre los arboles y finalmente llevamos a nuestra pareja a su mesa de desayuno, donde pudieron dar cuenta de parte de las delicias que nuestra compañera Patri de Ledicias preparó para nuestros novios.

Por último, nos queda contaros como terminamos la mañana fuimos a un balcón sobre la costa y mientras tomábamos algo pudimos contemplar la costa del Morrazo y los múltiples destellos de los cristales de los edificios de Vigo que desde este lado de la costa se antojan como pequeñas explosiones de luz puntuales que hacen destellar la silueta de la ciudad.

Aaaah y por último, pero no menos importante, nos tomamos una tapita de pulpo a feira, porque para nosotros cada sesión es un encuentro con unos futuros amigos. Nos gusta que cada pareja que confía en nosotros para las fotos se lleve el mejor de los recuerdos en todos los momentos en los que estuvimos presentes 😉

Los comentarios están deshabilitados.